Biodanza - Sistema Rolando Toro

image56

    Biodanza es una Metodología creada por el Psicólogo Rolando Toro  quien la definió como: “un sistema de renovación orgánica, de reeducación afectiva, y de reaprendizaje de las funciones originarias de la vida” (2000). En otras palabras, la biodanza viene a representar una metodología integradora del ser con fines terapéuticos, destinada a exacerbar tanto el entusiasmo por la vida, como la salud, el bienestar, la satisfacción y la calidad de vida en general; partiendo de la propuesta de adoptar nuevos modos de vida, principalmente mediante danzas y la ejecución de movimientos profundos que surjan desde el instinto humano.


Por su parte Moreno (2012), describe la biodanza como “un sistema de integración, desarrollo humano, y crecimiento personal basado en vivencias inducidas por la música, el movimiento y la emoción. En esta terapia se utilizan tanto los ejercicios como la música organizada con el fin de aumentar la resistencia al estrés, promover la renovación orgánica y mejorar la comunicación”. 


   La biodanza parte del denominado principio biocéntrico (1971), formulado por Toro,  el cual “sitúa el respeto por la vida como centro y punto de partida de todas las disciplinas y comportamientos humanos; restablece la noción de la sacralidad de la vida. La cultura deberá estar organizada en función de la vida; nuestras formas culturales son anti vida” . En otras palabras la biodanza pretende rescatar en sus practicantes la adopción de modos de sentir, de pensar y de accionar congruentes y saludables; que les permitan mantener su bienestar integral, partiendo desde el respeto por la sacralidad de la propia vida como centro y punto de partida de su comportamiento habitual.


   De esta forma, los ejercicios practicados en biodanza son estructurados según modelos del movimiento natural del ser humano, y realizados a partir de una metodología basada en vivencias integradoras aunadas al poder ejercido por la presencia, el encuentro y el contacto con el grupo participante dentro de un espacio no verbal; donde la música orgánica se hace protagonista de la inducción gradual de cambios, a nivel del sistema límbico hipotalámico y del sistema nervioso autónomo.


   Al mismo tiempo, la practica regular de biodanza facilita el despertar del inconsciente vital o psiquismo celular, este último definido por Toro, como “un psiquismo que genera regularidades y mantiene estables las funciones orgánicas; posee una gran autonomía respecto a la consciencia y al comportamiento humano; sus manifestaciones durante la vida cotidiana son el humor endógeno, el bienestar cenestésico y el estado general de salud” ; lo cual precisa el proceso sanador ocurrido mediante la biodanza, al recuperar la propia capacidad del cuerpo de autorregulación organísmica y homeostasis; mediante la estimulación provocada en las memorias celulares a través de la danza.

Todo el proceso descrito ocurre de manera armónica, pausada y silenciosa a medida que el participante ejecuta movimientos funcionales que le van conduciendo hacia una profunda conexión con la vida en cada clase de biodanza; accionando en su parte sana y permitiendo así mejoras progresivas, basadas en experiencias interiores que ocurren sin interpretación psicológica alguna, y que posteriormente corresponderán al campo de la conciencia; y seguidamente a la oportunidad de vivir una vida distinta a la previamente acostumbrada.


   Consecutivamente, tanto el desarrollo de costumbres operativas como el disfrute del placer de la vida y la satisfacción personal logrados progresivamente a través de la biodanza; son aspectos trascendentales para el bienestar físico, subjetivo y social que forman parte básica y fundamental de todo ser humano.  

Si Deseas hacer Biodanza Comunícate con Nosotros

O, aún mejor, ¡ven a visitarnos!

Ala Integradora

Barquisimeto, Lara, Venezuela

+58 424 5406202